INVIERNO 2007 EN CANADA

Al invierno lo pasamos en la Isla de Vancouver en la casa de Roy, con su compañía. Disfrutando de la nueva princesa y dejándola que crezca, nos dedicamos a hacer caminatas por senderos que los hay por todos lados descubriendo miles de cosas juntos.

Lo que nosotros hemos hecho allí mientras los chicos se hacían de amigos, son presentaciones del libro, charlas en colegios, salones, bibliotecas, restaurants, en comunidades argentinas además de promociones en Shoppings.

Y hasta Abril nos quedamos en la isla, la idea era irnos en Febrero… pero el libro iba muy bien. El canadiense es gente de mundo, de viajes.

Yendo a la ciudad de Victoria en la Isla, parece que el auto tenía otros planes, deja de andar en medio de la autopista a la entrada a la ciudad…. Llamo a Andrew Timmis a quien conocimos en nuestro viaje a Alaska, me pregunta donde estoy, le indico.
-“Mi mujer Silvina está en camino, también una grúa”
La mujer llegó al mismo tiempo que la grúa, cargaron el auto y no pregunto a donde lo están llevando, sé que estoy en buenas manos, pero miedos tengo ¿que tendrá el auto?

Andrew conoce y sabe de autos, hasta fabricó más de 20 autos por su propia
cuenta!!! http://www.timmismotor.com/timms-ford/index.html por favor vean su página porque es de no creer! El es el Tucker de Canadá!!!

Me lleva al taller donde está el auto y enseguida me doy cuenta que como taller mejor imposible, el logo es un auto antiguo, tiene lugar para trabajar en más de 20 autos a la vez en dos pisos, más de 20 personas trabajando (alguno tiene que saber de mecánica…) y unos cuantos autos de colección en los que están trabajando. El Graham ya en boxes tiene como compañero un Viejo Camión Ford en excelente condición, frente al Graham un Chevrolet 56 maravilloso!!!

Mis miedos aun son gigantes ya que son miedos económicos, un taller como este cobra más de 60 dólares la hora… Timmis me tranquiliza, me dice que habló con el dueño, que me va a dejar trabajar, usar las herramientas sin cargo alguno… bueno eso ayuda a que yo desarme… pero… ¿Y el descubrir que desarmar y lo que está mal? ¿Y el armado? Sigo sin ser mecánico, solo soy un excelente desarmador.

Hablo con el encargado ya que el dueño viene los viernes y sábados por el taller.
Le comento lo que me pasó, le digo que creo que es el embrague el problema… me hace desarmar y que le avise cuando tenga el embrague afuera.

No es el embrague… todo perfecto por ahí.
Me hace desarmar el diferencial… ahí está el problema. Rompí un palier y los satélites están mal… Aparece Andrew, ve lo que sucede y resuelve la situación. Nadie mejor que él para la logística de encontrar el repuesto, la mejor y económica forma de recibirlo y como pasarlo por la frontera sin costos de envíos internacionales.

Cristian Torlasco un argentino que vive en Albany y que ya viajo dos veces de USA a Argentina nos tiene guardado en su casa unos repuestos, entre ellos un tren trasero completo. Rompiéndose la espalda la embala y la manda como Andrew organiza.
Mientras el tiempo y los días pasan limpio y pinto miles de lugares donde la sal empezó a oxidar. La sal que tiran en la calle para derretir el hielo, derrite los autos…

Nos hospeda la maestra de la hija de Andrew, una casa maravillosa tanto como su familia.
Conozco el viernes al dueño del taller, mis miedos son enormes… porque ya llevo varios días, más muchos más por venir hasta que llegue el repuesto y rearmar todo.

Aparece con su mujer, ambos con una sonrisa enorme me encuentran súper sucio debajo del auto.
-“Lo que necesites y el tiempo que necesites… déjanos saber que podemos hacer por vos…” No lo puedo creer! El hombre es más que un tipazo!!!

El repuesto llega… pero los satélites son distintos, nuestro amigo George Kidman en Winnipeg sin costo nos manda otro par, también son distintos… aunque todos son de Graham Paige 1928 modelo 610. El dueño del taller con Andrew deciden mandar a adaptar la mezcla de los tres satélites a un tornero para hacer el juego que necesito… todo esto pasando ya más de dos semanas de esperas, envíos, armados y desarmados… supuestamente era por unos días… Siento que estoy abusando en ocupar un importantísimo espacio en el taller que no pueden usar… como en la casa de familia en que estoy… pero todos felices de mi situación de estar más con ellos.



Tres Américas Una Huella. Los Zapp. Copyright
Todos los artículos